Por La Senda del Recuerdo  
Por la senda del recuerdo en youtube Por la senda del recuerdo en twitter Por la senda del recuerdo en facebook contacto
 
   

 

 
Por la senda del recuerdo
image

Maquinita Cobos - Furbero

Con relatos sencillo, presiciones históricas y unos intervalos de datos técnicos, el Ing. José Luis Rodríguez Badillo nos lleva de la mano por la travesía del trenecito Decauvilla Cobos - Furberos.

mas
image

El Parque Merino y la Cancha Bermúdez

La más grande huella historica de Poza Rica, con todos los eventos deportivos y culturales que vivio esa generación.

mas

 

mas
image

¿Por qué Existe Poza Rica?

Reseña historica que nos da el nacimiento de nuestra ciudad y sus vinculos con las demas ciudades petroleras.

mas
image

El Autor

José Luis Rodrígues Badillo.
Nació en Tampico, Tamaulipas, estudió la Carrera de Ingeniero

mas
 
Por la Senda del Recuerdo

Promocionar tu página también

 

Poza Rica F.C. un Equipo

con Mucha Historia.

Por. Ing. José Luis Rodríguez Badillo

Mientras el equipo de beisbol “Petroleros de Poza Rica” alcanzaba su máximo logro a nivel nacional en 1958, al coronarse campeones de la liga mexicana de beisbol; mese atrás se venía gestionando la incorporación de un equipo de futbol local en el circuito de 2° división, el Ing. Jaime J. Merino superintendente de este distrito de Petróleos Mexicanos, decidió a petición de la afición local obtener una franquicia de futbol profesional y afiliarse a la Federación Mexicana de Futbol, así se formó el “Poza Rica F. C.”. Los trámites fueron hechos por el guanajuatense y presidente del club, Sr. Abel C. Anincer quien se encargó de contratar  jugadores para el equipo.

image

Por ser un club, Abel C. Anincer emitió acciones con un valor de quinientos pesos que de inmediato se agotó la primera edición, este resultado denotó la avidez de la afición local por tener un equipo de futbol profesional, el Ing. Merino no obstante de ser un aficionado de hueso colorado al beisbol, instruyó para adquirir jugadores de primer nivel para ascender de inmediato al máxima circuito del futbol nacional; fue como se adquirieron jugadores que integraron “Un Equipo de Ensueño”, lo que hoy llaman “Dream Team”.
La nomina la componían: Carlos Calderona de la Barca, Alfonso “El Pescado” Portugal, quien venía del legendario “Atlas” de Guadalajara y recién llegado del mundial de Suecia 1958, José “El Pepín” González y el recio defensa, pundoroso y eterno capitán Armando de Paredes, Zacarías Martínez, “El Pichicuas Garrido”, Mónico “Faroles” Rueda, “El Pelón” Juárez, Jerónimo “El Glostora” García, Cruz “El Chato” Marín, “el Papus” Valencia, el fino mediocampista Heraclio Martínez, desde el Atlas un jugador insignia del equipo en toda su vida, Carlos González que sin duda y en base a los numero el mejor jugador de este club, los zamoreños Héctor Sandoval y Hugo “La Cuca” Herrera Saquí, Florentino Vázquez Esperanza, Javier “El Gato” Montes y años después, dos jóvenes pozarricenses que brillaron intensamente: Guillermo “La Changuita” Cruz Rodríguez y Felipe “El Perro” Hernández, papa del Grandioso Luis “Matador” Hernández.
El cuerpo técnico lo encabezó Ángel “El Griego” Papadopulos, reconocido entrenador mexicano, a su lado dos hombres inolvidables: el popular masajista Mustafá Yassin y el utilero Nemesio “El Niquihua”Hernandez Sotelo, que se ganaron el reconocimiento de los jugadores y de la afición; el campo de fut bol fue trazado en el legendario Parque Merino que ya contaba con iluminación y una sección de gradas con dos pisos, donde cada quince días en sábado a las 9 de la noche se daba cita la afición que abarrotaba el entonces coloso de la Colonia Obrera.

image
El equipo debutó en la Ciudad en Monterrey el 13 de Julio de 1958 empatando a dos goles con los famosos “Rayados”; la alineación petrolera fue con el clásico 3-2-5 esquema de moda en aquellos años, es decir tres defensas, dos medios y cinco delanteros además del portero, saltaron a la cancha: En la portería Javier “El Gato” Montes, en la tripleta defensiva Jerónimo “El Glostora” García, Armando de Paredes Valle y Carlos Mondragon, en la media cancha Enrique “El Papús” Valencia y Florentino Vázquez Esperanza, en la artillería; el habilidoso Sacarías Martínez Cortes, José “El Pepín” González, Carlos Calderón de la Barca, Pedro Morales y en el extremo derecho el carrilero Mónico “El Faroles” Rueda, alineación que imponía terror en cualquier plaza que visitaban y que en el Merino asentó sus reales.
Después regresó al campo local aquel inolvidable 20 de Julio y bajo un lleno hasta las torres izo su bandera por los más alto, ante casi siete mil aficionados dio una exhibición futbolística, que denotó inmediatamente la calidad y expectativas del equipo, aquel Domingo al medio día la demoledora delantera petrolera pasó por el equipo “Oviedo” a quien ganó de manera contundente, sólo cinco goles aguantó el equipo visitante, tres de Carlos Calderón de la Barca, uno de Zacarías Martínez y otro del Pepín González, así el equipo entro por la puerta triunfal y la dejó abierta por muchos años.

image
Su debut en el circuito profesional se dio dentro de una afición conocedor, ansiosa de futbol profesional, fue un atractivo para algunos comercios que patrocinaban la transmisión por radio de los juegos dentro y fuera del Parque Merino, pues había un equipo que pronto topo techo; en las tres primeras temporadas el Poza Rica quedó entre los tres primeros lugares, se fueron algunos jugadores como el Alfonso “Pescado” Portugal, “Pepín” González, el “Pichicuas” Garrido y otros, pero llegaron, Carlos González, “La Morsa” Aceves y Juanito González y el Cerda Canela que mantuvieron al equipo en posición contendiente y con una afición fiel.

En la temporada 1962-63, el equipo estuvo más cerca que nunca al llegar a la última jornada con posibilidades de coronarse, pero al caer contra el Orizaba, combinándose con una victoria de Cruz Azul sobre el Zamora, orillo al equipo a jugar un torneo de promoción que se jugó entre el Nacional, Ciudad Madero, Poza Rica y el Veracruz con el objetivo de aumentar el número de equipos en primera división, éste se jugó del 16 de enero al 6 de febrero de 1964, y Poza Rica quedaría en el último lugar consiguiendo apenas 2 puntos al derrotar 6-1 al Ciudad Madero, el 21 de enero de 1964. En la próxima temporada el Ascenso es obtenido por el Club de Fútbol Ciudad Madero al superar por un punto en la tabla general al Poza Rica, quien una vez más se quedó en la orilla de un ascenso a primera división

image

En la temporada 1963-1964 la corona se la llevo el equipo de Cruz Azul, que jugaba en el viejo estadio llamado 10 de Diciembre, en Jaso Hidalgo; la próxima los Jabatos de Nuevo León, mientras los petroleros ganaban indiscriminadamente todo tipo de torneos, el de Copa, Campeón de Campeones y cuadrangulares; en la temporada 1966-1967 “Los Tuzos” de Pachuca teniendo como capitán a Jesús del Muro y al “El Chueco Candía como entrenador se coronó campeón y por ende subió al máximo circuito de nuestro futbol; después le siguió el turno a los dos equipos de Torreón, en la 1967 ascendió “La Laguna” equipo legendario de la división de ascenso, después “Los Santos” hasta que los petroleros emigraron a Gutiérrez Zamora, Veracruz.     
En el año de 1968, tristemente fue demolido el Parque Merino y Poza Rica perdió el equipo de futbol así como todos los deportes de alto nivel, los jugadores después de la última temporada en Zamora se fueron a otros equipos, únicamente  quedaron los gratos recuerdos de aquel equipo que trajo esperanza, alegría, fiesta con calidad y pasión, mucha pasión, los encuentros contra “La Jaiba” brava, los “Orinegros” de Ciudad Madero, ambos jugaban en el viejo estadio Tampico de la avenida Ejercito Mexicano, hasta allá se desplazaba una caravana interminable de camiones de Petróleos Mexicanos y particulares abriéndose paso por la Brecha de la Huastecas hasta cruzar el chalan por el “106” y llegar al estadio.

Hoy sólo queda el recuerdo de aquellos jugadores de excelente calidad, algunos se convirtieron en leyendas como Jerónimo “El Glostora” García, Armando de Paredes y Don Hugo Frank Redding, quienes se quedaron a radicar aquí, entre nosotros, en Poza Rica, otras glorias emigraron a su tierra natal pero regresaron algún día a los juegos del recuerdo, partidos que congrego a los viejos aficionados que nos deleitamos con aquella constelación de cracks; pero sin duda el mejor jugador en la historia de los Petroleros fue Carlos González Cabrera, quien junto con Calderón de la Barca jugaron el mundial de 1958, y no obstante de estar en la 2° división eran convocados al equipo tricolor para representar a Mexico.  

En el césped del legendario Parque Merino pasaron una gran cantidad de jugadores de primer nivel mientras fue campo de futbol, astros inolvidables de este deporte que basta con mencionar a; a Don Peruano Arturo Yamasaki Maldonado, arbitro, Luis "El Pirata" Fuente como entrenador, el gran rebaño sagrado, las campeonísimas Chivas Rayadas de Guadalajara, Jesús del Muro, el fino defensa Ignacio "El Jallo" Jáuregui, Don Ignacio Jáuregui, Francisco "El Maracas" Banda y "El Santos de Brasil" con su astro "Pele", entre otros mas, del inolvidable Parque Merino que no deja de ser una inolvidable pena, remembranzas que recobran día a día claridad en la historia de nuestra ciudad.

 

+

blog comments powered by Disqus